¿Qué es la dieta vegetariana y cuáles son sus beneficios?

Seguir una dieta vegetariana es todo un estilo de vida. Incluye mayormente verduras, hortalizas y legumbres en nuestra alimentación diaria. Rechaza todo tipo de alimento que tenga proveniencia de origen animal. Con este tipo de dieta se pueden obtener todos los nutrientes que el cuerpo necesita, pero para ello debemos saber combinar bien los alimentos con el fin de crear una dieta balanceada.

Se suele entender la dieta vegetariana como una alimentación muy limitada y poco variada, sin embargo, esto no es cierto en absoluto. Aquí la alimentación es extremadamente variada e incluso la combinación de todos sus alimentos nos aporta todos los nutrientes necesarios para mantenernos saludables. Todos los que se inician en esta dieta deben conocer la variedad de productos disponibles y tener una idea de su tabla nutricional, para poderlos combinar adecuadamente.

¿Es sana una dieta vegetariana?dieta vegetariana

La dieta vegetariana es muy saludable. Podemos comprobar que la pirámide alimentaria se basa precisamente en un consumo mayor de cereales, lácteos, verduras y frutas frente a carnes, pescados y todo tipo de dulces y embutidos. La dieta vegetariana nos pone en contacto con los productos que nos ofrece la naturaleza evitando siempre los alimentos que contengan cualquier resto de origen animal.

Comer sano no es sinónimo de pasar hambre, ¡al contrario! Tienes muchas opciones de dieta vegetariana y estarás alimentándote mucho mejor porque consumirás muchos menos productos procesados. Debemos optar siempre por las harinas integrales mejor que por las blancas y el azúcar de caña en lugar del de remolacha, para mejorar todavía más nuestra alimentación.

¿Qué es una porción?

Una porción es la cantidad de comida que consideramos necesaria para nutrir nuestro cuerpo. La porción adecuada es aquella con la que nuestro cuerpo no tiene sensación de hambre. Sin embargo, muchas veces aumentamos considerablemente las porciones o las doblamos, ¡grave error! Con las porciones controlaremos nuestra dieta, así son grandes aliadas para bajar de peso.

Un ejemplo de porción es la que podemos tomar en el desayuno, como una pieza de fruta y 50-70 gr de cereales dieta vegetarianaintegrales en leche de avena, por ejemplo. Si triplicamos la porción todos los días, comemos más calorías y nutrientes de los que nuestro cuerpo necesita, con lo que engordaremos más y estaremos menos saludables internamente. Controlando las porciones podremos controlar nuestro propio peso y salud.

Una dieta con unas porciones de estas características nos ayudaría a perder peso al tiempo que protegemos nuestra salud, pues a veces ingerimos mucha más comida que la que el cuerpo necesita. Por supuesto, debemos conocer las combinaciones alimenticias desde el inicio de la dieta. Todo se basa en comenzar a tener una educación alimenticia básica que luego iremos ampliando.

Incluso hay personas que son obesas y no comen demasiados alimentos, una de las posibles causas es un exceso en la cantidad de las porciones en su dieta. Igual consume pocos productos al día, pero contienen grasas elevadas o azúcares desorbitados. También debemos aprender a leer las etiquetas de cada producto que compramos.

Siempre hay que tener en cuenta el índice de masa corporal (IMC) de cada individuo. ¿Cómo? Teniendo en cuenta nuestro peso y altura. Aunque debemos considerar que no todos somos iguales, y la IMC puede variar notablemente de unos a otros. También si practicamos deporte debemos aumentar las porciones, pues gran parte de las calorías consumidas son quemadas y nuestro cuerpo necesitaría una cantidad extra.

Menú dieta vegetariana

Aquí encontraremos un menú para cinco días que incluye desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Siempre es mejor separar las comidas del día en cinco para mejorar la digestión, pero también porque nos evita la sensación de hambre continuada. Si quieres bajar de peso esta siempre es la mejor alternativa.

Puedes idear tú mismo una dieta semanal o diaria combinando los alimentos según su valor nutricional, como combinar el consumo de legumbres con el de verduras. Y, aunque con la dieta vegetariana consumes gran cantidad de líquido proveniente de los alimentos, intenta beber sobre unos dos litros de agua diarios para limpiar tu organismo.

Lunes:

    • Desayuno: un zumo de piña natural con tostadas integrales y mermelada
    • Almuerzo: una pieza de fruta y dos puñados de frutos secos
    • Comida: ensalada de soja con tomate, aguacate, zanahoria y algunas hojas de rúcula. Podemos aliñarla con aceite de oliva y limón.vegetariana
    • Merienda: medio bocadillo de queso y un vaso de leche de almendras
    • Cena: berenjenas y calabacines, todo troceado, junto con unos tomates pequeños

Martes:

    • Desayuno: batido de frutas con pan de molde integral y mermelada
    • Almuerzo: frutos secos o dos piezas de fruta, manzanas o peras, por ejemplo
    • Comida: tortilla de patata con cebolla y un pimiento rojo
    • Merienda: una pieza de fruta y galletas integrales
    • Cena: ensalada de espárragos verdes, lechuga, canónigos y frambuesas. Para aliñar basta con un poco de aceite de oliva y unas gotitas de limón.

Miércoles:

    • Desayuno: bebida de soja con muesli y avena, y un yogur
    • Almuerzo: un yogur y galletas integrales
    • Comida: ensalada de algas con tofu y soja. La adornaremos con semillas de sésamo, ya que son muy nutritivas y saludables. A mayores, podemos añadirle un huevo, canónigos y rúcula si deseamos más cantidad o variedad.
    • Merienda: un vaso de leche de almendras para tomar con unas tostadas de pan integral con queso
    • Cena: sopa de zanahoria y calabaza

Jueves:

    • Desayuno: un vaso de kéfir y tostadas integrales con mermelada o queso de untar
    • Almuerzo: frutos secos y un pequeño vaso de zumo de aguacate
    • Comida: judías verdes con huevo y patatas
    • Merienda: galletas integrales y un zumo de naranja con una manzana o peradieta vegetariana
    • Cena: ensalada ligera de tomate, aceitunas y champiñón. Podemos adornarla con semillas de sésamo o lino y aliñarla al gusto.

Viernes:

    • Desayuno: un vaso de kéfir, magdalenas integrales y una pieza de fruta
    • Almuerzo: un yogur y uno o dos puñados de frutos secos
    • Comida: ensalada de hortalizas con pasta integral
    • Merienda: un vaso de zumo de naranja natural y unas tostadas con mermelada
    • Cena: crema de verduras

Vídeo sobre el vegetarianismo

Para finalizar, te dejo con un vídeo sobre la dieta vegetariana. ¡A disfrutar!

No olvides visitar las otras dietas relacionadas: